• Inicio
  • Noticias
  • V-DEM: La idea que revolucionó la forma de medir la democracia en el mundo cumple un año

V-DEM: La idea que revolucionó la forma de medir la democracia en el mundo cumple un año

IMG 0078

A un año del lanzamiento de Varieties of Democracy (V-DEM), los gestores de esta idea revolucionaria para las ciencias sociales, dieron a conocer un reporte. El informe sintetiza algunas de las cifras comparativas del mundo y da cuenta de un balance de lo que ha sido este cambio de paradigma en cuanto a la observación y medición de la democracia.

El académico del Instituto de Ciencia Política UC, David Altman, es parte del proyecto desde Chile y explica que, este reporte es un insumo orientado principalmente para policy makers y periodistas. Actualmente, V-DEM es capaz de levantar más de 19 millones de datos sobre diversos aspectos de la democracia, como la transparencia, la justicia o la libertad de prensa en cada nación. La variedad de datos (350 indicadores) y la magnitud del proyecto, asegura Altman, ha tenido una buena acogida en términos de citación de papers y valoración académica. 

Posiblemente V DEM es el proyecto de investigación en ciencias sociales más grande que hay en el mundo, lo que ofrece un montón de desafíos y preguntas. No teníamos algo tan focalizado”, expresa. Entre las novedades recientes de V-DEM, cuenta, se han incorporado cuatro países más, alcanzando 179, aunque aún quedan algunos micro estados por cubrir.   



Un viaje por la democracia del mundo a través del tiempo

De forma anexa al proyecto, algunos miembros de V-DEM están trabajando en una plataforma de carácter histórico, que analiza 85 países hacia el SXIX, es decir, “trae a 1800 al día de hoy, pero eso requiere otro chip mental, necesitas mucho más trabajo de historiografía, de archivo”.

Adicionalmente, el equipo base de la plataforma está a cargo de dos proyectos de libro, “trabajamos 18 personas como autores, no un capítulo cada uno”, cuenta Altman quien asegura que la clave para poder desarrollar un trabajo de estas características con tantas personas, es “la buena onda” y agrega que “uno de los grandes secretos de VDEM es que lo pasamos muy bien, somos amigos”. 



-¿De qué manera se ha consolidado V-DEM en la academia? 

No es que le hayamos pegado un combo mortal a las otras mediciones de democracia, pero el uso y las citas son exponenciales. Se va a convertir en la mejor medida de democracia en sus variaciones. Lo ha sido y lo está siendo, cosa que nos entusiasma muchísimo. Esta idea empezó el 2003 acá en la UC. En 2008 empezó el tema concretamente. Recién ahora estamos empezando a ver los frutos.


- Sobre el reporte anual ¿de qué manera aterrizan la información para quienes no están involucrados con la ciencia política a un nivel académico?

Conocemos con los bueyes que aramos. El reporte en parte, es mostrar flashes del potencial de los datos. No hay estudios estadísticos pesados. Por ejemplo, en una página tienes ordenado de acuerdo a la visión más liberal de democracia hasta rangos de confianza, donde terminas con Norcorea. Se trata de traducir a un lenguaje más asequible, a la gente que no necesariamente se dedica a esto. En ese sentido ha sido muy exitoso. Te lo puedo decir por las bajadas y comentarios informales que hemos recibido. Tienes estudios de casos, está muy gráficamente muy apetecible. 


-La crisis de la democracia en sintonía con el cuestionamiento al establishment ¿se ve reflejado en índices recientes de V-DEM?

Sí, ha habido pequeñas bajas, pero no sabría decirte si son significativas ¿trasciende la pura casualidad del movimiento de una línea en evolución? No lo sabemos porque hace muy poquito empezó a caer. Hay señales de alerta, hay países donde es más evidente que en otros, el caso brasilero ha sobresalido, Venezuela va con la pendiente para abajo. Chile ha bajado un poco, pero todavía no sabemos si es una cuestión de puras casualidades o si se está revirtiendo la tendencia positiva que teníamos hace algún tiempo.


-¿Hay otros temas en específicos que estén estudiando?

La crisis de la democracia es un atajo. No todos los aspectos de la democracia están en crisis, existe un cierto desánimo y desafección cívica, pero no en todos lados. Muchos problemas no son porque la gente esté desanimada, sino porque la gente esperaba resultados distintos. No es que el Brexit resultó por el desánimo de los británicos, sino que el resto del mundo quería que eso no pasara. No es que los americanos dejaron de votar y por eso salió Trump, sino que votaron y fue el mundo el que no quería que saliera él. Los resultados no ocurrieron como se esperaban.

Si la democracia está cayendo porque no confiamos en nuestras elites es distinto a decir que estamos confiando en otras elites. Discutir si el Brexit fue democrático me parece un sinsentido. A mí y a muchos otros nos defraudó, pero ese es otro tema. 


Sobre la proyección de V-DEM, Altman adelantó que se suman cuatro o cinco países, entre ellos Duwait y Guinea Ecuatorial, “países razonablemente pequeños”. Además, viene una actualización de los más de 19 millones de datos que conforman esta plataforma.

 

- Descargar Reporte 2017 aquí

 


INFORMACIÓN PERIODÍSTICA
Violeta Bustos, Dirección de Comunicaciones